Siempre le digo a mi hijo que cuando vaya de campamento lleve encendedor y fósforos porque un boludo te lo pierde y otro se mete al agua. Nunca me habían tocado los dos juntos. Junté papel cartón madera fina y gruesa carbón todo pronto pero no aparece el fuego. Tristán y Necho discuten al borde del llanto un asunto de la noche anterior. Bajan el tono en las partes blandas pero se escucha igual lo que dicen y todos haciendo como que no.

Ya pregunté dos veces y no me dan bola. Pienso ir grupo por grupo o gritarles pero me caliento y salgo para el almacén sin pedirle a nadie que me cuide el puesto.

Total, queda a dos cuadras, voy y vengo. Un poco me enfrío en el camino porque está fresco y además no es para tanto. Hay 5 personas delante mío pero bueno, ya estoy acá. Cuando llega mi turno dice el tipo recién se terminó le dije me estás jodiendo. Siempre encaja el mismo verso cuando le falta algo. Cómo puede ser que no tengas fuego de ninguna especie, amigo. Esto es almacén o no. Un tipo saca del bolsillo pero le aclaro que lo necesito acá a la vuelta y sale el otro ofreciendo una vela. Me dan un frasco para que no se apague y vuelvo caminando despacio por la banquina, uno me grita vamos todavía y filma sentado en la ventanilla relatando un comienzo de olimpíadas. Que al pedo está la gente. Cuestión que llego a la parrilla y me dicen que no saben si fueron los perros o un oso que se llevo la bolsa pero que ya pidieron pizza.