Categoría: mandados

¡Siguiente!

En el sistema que tienen, tu compra avanza en canastos, después que pagás. Ocupa uno o varios, depende de lo que lleves. La mía se reparte en dos, los siguientes en la fila, pero el muchacho trae al mostrador la tercera. Charla con el afortunado en tono bajo, de viejos conocidos, mientras hace sus movimientos de embalaje: son bolsas de varios kilos de lentejas, arroz. Hunde la mano en cada punta, cuatro dedos, buscando formar un rectángulo más preciso, para que en el momento de pasar a la gran bolsa general, no se trabe. Antes de apoyarla contra el piso, la da vuelta. Esto sí, creo que ya fue juguete. CompartirCorreo...

Leer más

3 millones, cuatrocientos sesenta y dos mil.

La cajera de abitab siempre me hace repetir la cédula. Capaz que soy yo que a veces hablo para adentro. Cuestión que la segunda vez digo los números más despacio y sé que soy escuchado porque los otros cajeros se asoman. CompartirCorreo...

Leer más

Reset

Es la primera vez que me pasa. Tengo 54 años. Fui a la feria y pegué onda con una ropa. Fijate que lo digo así, genérico, para irme convenciendo. Andaba en búsqueda de algo para el frío del invierno que me permitiera trabajar con soltura. No es que ande moviendo mucho los brazos pero me gusta la libertad de movimientos. En fin, que vi esta camisa de lana y me pareció tan elegante. El flaco dijo que las hacía él. Me encantó que en la tarjeta no te da número ni mail. Cuestión que de trabajo sólo hablaremos acá, pareció que decía. Me ví adentro de la ropa esa y me sentí en un lugar nuevo. Como si vieras a uno de los Beatles con algo raro puesto arriba, sonriendo y esperando que termine la sesión de fotos. Novia con cartera en brazo detrás de las luces, hablando en voz baja con amiga. Cada tanto derrapando volumen por el subidón de adrenalina. El tipo parado hace clics, se da vuelta evaluando si saca a las mujeres o apura un final de sesión. Ahí salió la que será tapa del mensuario. CompartirCorreo...

Leer más

Recursos

Tengo que conseguir manzanas para complementar la merienda. En Ejido y Mercedes hay un puesto en la calle, justo en la esquina. Observo desde la vereda de enfrente buscando el cajón. Hay tomates perita, duraznos. Ahí está el cartel: “Gala $20”. Barato. Vamos a verlas de cerca. Me sirven. Apenas pasa el kilo y pide $33. No entiendo. Parece que la pizarra dice $29 con noventa. Uno siempre piensa que es uno, que no vio bien, pero constato que en el dibujo del nueve hay maldad. Creo que con el anuncio a $30 me hubiera acercado igual, pero no se. CompartirCorreo...

Leer más

Categorías

gestión web